¡Ella es Mirtha Marina Pichardo!

“Los viernes son de dormir con Mamá, ese día se paran las aguas: películas educativas, palomitas, hot dog y dulces ¡Somos muy felices! Trato de educarlo dentro de los valores que me enseñaron en mi familia, tratando a los demás como me gustaría que me trataran….. por esto soy #MamáIntensa”

Mirtha, autodenominada como una #MamáIntensa, nos cuenta que su historia como madre inicia en el proceso de adelgazar, con la famosa «HGC», sumamente fértil y enamorada de su pareja, sucedió lo inesperado: esperaba un bebé. En aquel momento, ella se encontraba terminando su especialidad en medicina estética y trabajando en un hospital, cuando la vida le dió un giro inesperado, sin esposo y en estado, tuvo que abrirse camino sola.

Una amiga le abrió las puertas para trabajar en su estética de 6 a 7 días todas las semanas, mientras su madre le daba apoyo y ella se preparaba para darle inicio a una nueva etapa: tener su propio consultorio y ser mamá primeriza. Como el tiempo es oro, nunca dejó de prepararse como profesional y se capacitó en el área de nutrición en INTEC. Con una agenda súper ocupada, cambió de nana en reiteradas ocasiones, hasta que por fin estando cerca de su casa, pudo encontrar un balance para atender a sus pacientes y poder estar con Bolivar Andrés, mejor conocido como “Cuchurrumin”.

Para dividir  su tiempo y que las 24 horas del día «sean suficientes», ella nos comenta que se dedica en cuerpo y alma tanto a su trabajo como a su hijo. Su rutina tiene altas dosis de mensajes por WhatsApp, largas llamadas con sus pacientes, consultas, compartir su día en Instagram con su comunidad, mucha vida social y atender la agenda de actividades de su hijo, ¡ah! y no olvidemos el gimnasio, eso nunca falta en las mañanas, justo después de dejarlo en el cole. Toda esta organización le ha permitido compartir el almuerzo con su pequeño, hacer juntos las tareas para poder volver a las consultas hasta la noche. Tienen tradiciones como «viernes de dormir con mamá», así que todo se detiene para que ellos puedan disfrutar de películas educativas, palomitas, hot dogs y lo que se les antoje.

Se llamó a sí misma #MamáIntensa cuando su vida personal, profesional y la relación con su hijo iban al mismo ritmo, sin verse afectadas, por el contrario seguían enriqueciéndose. La buena relación con el padre de su hijo, también permite que la rutina fluya.

Sin duda alguna Mirtha no es sólo un ejemplo de dedicación y esfuerzo, sino también del poder que tiene un madre cuando quiere brindarle felicidad y tranquilidad a su hijo. Ella nos demuestra que sin importar todas las adversidades que se crucen en tu camino ¡Sí se puede! “GRACIAS a Dios me ha ido muy bien; con Dios, he ido creciendo tanto como profesional, como ser humano todos mis días dando lo mejor sin mirar a quien ni esperando nada”.

Gracias al testimonio de vida de Mirtha aprendimos que el secreto que hay detrás de toda #MamáIntensa es el deseo innato y genuino de dar lo mejor de sí misma como madre, como mujer y como persona, por eso viven intensamente cada momento de sus vida y lo entregan todo por sus hijos porque estos son la razón de su existir.

¿Quieres conocer el por qué del apodo #MiCuchurrumin? Resulta que cuando Bolivar tenía 1 año y medio aproximadamente, veían juntos Monsters Inc al menos 3 veces al día “en el momento que Mike Wazowski le decía a su amor ‘Hola’, cuando ella le decía mi cuchurru cuchurrumin, justo en esa parte él hacia que la devolviera ¡le encantaba esa parte de amor de la película!, y desde allí le decía yo a él #Cuchurrumin